Productivity

Me encanta prototipar, probar conceptos, ideas y ponerlas en marcha sencillamente para validarlas o por profundizar en tecnologías que me gustan. Esto creo que es uno de los vicios de muchos desarrolladores, la necesidad sana de aprender cómo funciona tal framework, cómo desplegar con Heroku o cómo funciona el mecanismo de plugins de cualquier software, por poner algunos ejemplos.

Ahora bien, si queremos probar una idea no podemos perdernos en los detalles y desviarnos así del asunto relevante que queremos conseguir. No obstante, veo lo fácil que es perderse en esos detalles y no centrarse en lo importante realmente, lo que aporta valor al proyecto, producto o idea que estamos probando.

De ahí el conocido mantra en nuestra profesión de poner el foco completamente en la funcionalidad particular de un proyecto de modo que la general debe ser cubierta por el entorno a usar en forma de librerías reutilizables, plugins, extensiones, plantillas, etc, cualquier cosa, en definitiva, reutilizable.

Es como si se nos planteara realizar una plataforma para la gestión empresarial y decidiéramos hacerlo todo desde cero y no contar con algunos de los productos que ya existen como base en el mercado. Sería, cuanto menos, inviable en términos de tiempo y esfuerzo.

Sin embargo no siempre pensamos en adquirir alguna solución de tipo comercial ya existente y comenzar a partir de ella y, de nuevo, caemos en el error de reinvertar la rueda una y otra vez, sin evaluar realmente el coste de esto. Una cosa es investigar e implementar por simple gusto o curiosidad en tu tiempo libre y otra muy distinta justificar decisiones en tu compañía que supongan costes extra que se pueden evitar.

Vicio, mala práctica o pura ignorancia, este es uno de los déficits habituales de muchos desarrolladores que, además, es de camino inverso: no saber seleccionar componentes del mercado o de código abierto y también no saber desacoplar lo suficiente lo que se hace para reutilizarlo en un futuro.

No sólo estoy pensando en grandes productos comerciales que hay que configurar y adaptar a necesidades específicas, sino en pequeños componentes desde plugins gráficos, templates, engines de búsqueda, etc.

Hoy día existe un auténtico mercado en el que se pueden adquirir a un precio que resulta irrelevante para el esfuerzo que tendríamos que dedicar a hacer algo similar (y seguramente, no con la misma calidad por no ser tan expertos en ese tema en concreto).

Sí, para casi todo existe algo open source y de excelente calidad, por lo que también es una alternativa a considerar aunque no podemos cerrar puertas y usar algo libre (y gratuito) porque sí, cuando podemos encontrar cosas por pocos euros de mejor calidad. ¿Qué son unos cuantos euros cuando te pueden ahorrar decenas de horas de trabajo?

Recientemente hemos adquirido un tema para un landing page de un nuevo producto que hemos lanzado: necesitábamos una página de inicio muy atractiva, sencilla, con pocos contenidos y que resultara moderna, así que decidimos usar parallax que tanto se ve en los últimos dos años. Algunos buenos ejemplos de este tipo efectos aquí.

Moda o no, la realidad es que implementar una página de inicio así y que además sea responsiva tiene muchísimo trabajo y hay que ser un buen experto en HTML5 y CSS3 para realizar una buena implementación, sin hablar de los aspectos estéticos y de diseño. Además, no me quiero ni imaginar el esfuerzo de asegurar que la implementación se lleva bien con todos (o la mayoría) de navegadores y dispositivos... Imposible de asegurar a no ser que dispongas de muchísimo tiempo para probarlo.

¿Por qué centrarte en ese desarrollo (que no es el core de tu sistema) cuando puedes adquirir por poco dinero una solución profesional y ya implementada, usada por cientos de usuarios y extraordinariamente depurada? ¿No es como contratar a alguien muy bueno en su nicho por poco dinero y tenerlo a tu disposición? Muchos fracasamos en algunos proyectos por no poder vencer esa necesidad (un poco egocéntrica) de querer hacerlo todo uno mismo, no saber delegar (adquirir componentes externos es una forma de delegación) y no saber centrarnos realmente en lo importante del proyecto.

Decidimos usar un paquete desde Envato Market que nos costó.....8 dólares, cantidad de dinero que además te da la oportunidad de preguntar al mismo autor y ver multitud de ejemplos. Es decir, unos cuantos cafés por algo que al menos yo tardaría en implementar semanas y de lejos tan bien como un experto en esas técnicas.

¿No es eso una muestra de productividad? Otra cosa es personalizar el componente lo suficiente para que todos tus trabajos no parezcan iguales.

Por 8 dólares tienes a tu disposición un desarrollador que ha trabajado mucho en ese paquete que estás comprando y que precisamente por estar más especializado en esa área lo va a realizar seguramente mejor que tú. El desarrollador gana porque su componente se vende cientos o miles de veces.

El concepto de reutilización está en las entrañas y en la esencia del software, pero no siempre lo tenemos 100% presente.

A ver, es que me he encontrado con ciertas actitudes de desprecio cuando uno comenta que recurre a Bootstrap o cualquier otra cosa como si eso fuese poco profesional: lo profesional es aprovechar tus recursos (tiempo) lo más productivamente posible. La última palabra la tiene siempre el cliente, que es el que dice si le gusta o no y realmente lo no profesional es suponer un coste de un mes de trabajo a tu empresa cuando ese mes se puede reducir a unas pocas horas por invertir unos cuantos euros en un componente ya existente.

Ahora mismo existe un gran ecosistema de componentes de modo que muchos desarrolladores que trabajan en proyectos, más que desarrollar software, pasan la mayor parte de su tiempo integrando distintas piezas de software reutilizables para conseguir la funcionalidad particular que le pide el cliente, lo cual no deja de ser un aspecto interesante de nuestra profesión.

Yo no veo que esto sea malo ni muchísimo menos, sino que es una forma maravillosa de no realizar trabajo doble y además puedes participar sin ningún problema en todo ese mercado de venta de componentes y librerías ofreciendo tus propios desarrollos: plugins, themes, etc., lo cual, además, te puede dar cierto prestigio como profesional.

Comparte esta entrada...

¿Por qué leer El Libro Negro del Programador?

Adquirir desde:
Amazon (kindle eBook / papel)
CreateSpace (papel)
PayHip (epub / mobi / pdf)

El libro negro del programador.com
Segunda Edición - 2017

Archivo

Trabajo en...